Buscar:

Mail: pacodelrio@lanovelanegraenelmundo.com
Inicio Presentación Conceptos La Novela Negra en el Mundo Biografía

La novela negra en Ecuador.


Se puede decir que el género negro y policial ecuatoriano está poco cultivado y con poca producción, aunque llama la atención que hay bastantes autores, incluso auténticos pioneros, pero con escasa obra y lo que es más importante con muy poco interés en el mercado editorial español.

Los autores.

PABLO PALACIO. 1906-1947.

Loja. Narrador, ensayista, abogado y profesor de filosofía, integraba una empobrecida familia de abolengo. Una caída accidental ocurrida en su Loja natal le produjo 77 heridas en la cabeza. Se especula que su dolencia final pudo tener relación con este episodio.

Su vida y obra han sido breves. La militancia en el socialismo, su postura anti convencional y la demencia final han oscurecido injustamente su obra, rescatada luego, merced a estudios críticos y un revisionismo desapasionado.

Su obra opta por la originalidad formal, la parodia y lo extravagante. La marginalidad y lo monstruoso es utilizado como un arma de la vanguardia. Emparentado literariamente con Macedonio Fernández y Gómez de la Serna, muchos relatos ofrecen el desconcierto irónico de la falta de personaje y aún de argumento, creando lo que se ha dado en llamar la “antinovela”.

Su breve producción ha sido incluida en diversas antologías y está compuesta por cuentos, novelas y teatro: Un nuevo caso de menage a trois (Quito, 1925) dada a conocer como parte de la novela Ojeras de virgen, cuyos originales se extraviaron, Débora (Novela, 1927), Vida del ahorcado (Novela, 1932), Un hombre muerto a puntapiés (Relatos, 1927).

En 1939 manifiesta los primeros síntomas de su enfermedad, pérdida de la memoria y del sentido de la realidad. Siete años duraría su padecimiento hasta que el 7 de enero de 1947 muere en una clínica psiquiátrica de Guayaquil.

Raro de verdad este autor, como otros muchos, pero aquí consta con la obra citada que es lo más cercano a lo policial, Un hombre muerto a puntapiés, está en la antología Un crimen provisional. Policiales vanguardistas latinoamericanos. Publicada en Caracas por Bid&co. En 2006.


ARTURO MONTESINOS MALO. 1913-2009.

Cuenca. Novelista, catedrático y traductor. Ha residido muchos años en los Estados Unidos. Según el crítico Alejandro Carrión: "Montesinos no crea apresuradamente. Dispone de su tiempo, lo utiliza a su saber, no deja nada en calidad de cabo roto. Todo obtiene su justo remate. En sus cuentos se puede decir que solo está lo esencial, y que no se ha puesto nada superfluo. Cada palabra, cada incidencia, cada movimiento tienen su papel, su tarea, su función."

Su acercamiento al género son las novelas, Lejos de la cumbre y Arcilla indócil, reeditadas en 1994 por la editorial ecuatoriana El Conejo. Para buscar en las librerías digitales.


PEDRO JORGE VELA. 1914-1999.

Guayaquil. Fue un escritor, periodista, profesor universitario y político ecuatoriano. Se le considera un maestro de la narrativa ecuatoriana y uno de los más importantes hombres de letras de Ecuador en este siglo. Político de izquierdas fue Secretario General del Partido Comunista Ecuatoriano.

Entre su obra destaca, El destino, historia armada en una trama policial, y que fue publicada en 1984 por la editorial ecuatoriana El Conejo. También se puede encontrar en las librerías digitales.


MIGUEL DONOSO PAREJA. 1931.

Guayaquil. Novelista, poeta, ensayista, antólogo y crítico literario. Exiliado a México en 1963, en donde trabajó de periodista en varios periódicos y como profesor de literatura. Regresó en 1981. En México escribió Día tras día, su novela del exilio, y en 1981, Nunca más el mar, su novela del retorno.

En 1986, obtuvo una beca Guggenheim y vivió cerca de un año en Montgat, cerca de Barcelona.

En el 2000, ha escrito, La muerte de Tyrone Power López en el Monumental de Barcelona, su aportación policial, protagonizada por el detective Cliy Mariot y publicada por la editorial Eskeletra en 2001.


JUAN VALDANO. 1940.

Cuenca. Cuentista, novelista y ensayista ecuatoriano, dentro de sus múltiples actividades académicas y culturales, se ha dedicado a reflexionar y a contribuir con su país en políticas culturales y en proponer una explicación de la historia del Ecuador basada en el método de las generaciones.

Sin duda la aportación al policial es Anillos de serpiente, Ediciones el Tábano, Quito, 1998.


ABDON UBIDIA. 1944.

Quito. Es una de las voces más representativas y relevantes de la moderna literatura ecuatoriana. Su libro de relatos Bajo el mismo extraño cielo (Premio Nacional de Literatura José Mejía, 1979), Divertinventos (1989) y las novelas Sueño de lobos (declarada Libro del Año 1986 y ganadora también del Premio Nacional de Literatura) y Ciudad de invierno (que ha alcanzado las diez ediciones) lo insertan en el cuadro de honor de la literatura iberoamericana.

En el 2002, la editorial Txalaparta de España editó Sueño de lobos y la seleccionó para sus “clubes de lectores”. Sueño de lobos, es una novela extensa que narra las incidencias de un asalto a un banco.


ROCIO MADRIÑAN. 1949.

Desde su temprana juventud estuvo vinculada a la actividad cultural, especialmente como actriz del Teatro Ensayo y del Teatro Popular de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, donde formó parte de la puesta en escena de numerosas obras dirigidas por Fabio Pacchioní.

Ha vivido temporadas en China, Estados Unidos, Argentina, Cuba y Uruguay, en el marco de misiones diplomáticas de su esposo, el escritor Juan Andrade.

Lo importante es su aportación al género policial con una saga, la única en el policial ecuatoriano, protagonizada por el inspector de policía Sánchez Montalvo, un poco refinado para el medio en el que se desenvuelve, las tétricas oficinas policiales de Quito. Sánchez Montalvo lee a Georges Simenón, su nombre nos recuerda al maestro del relato policial, el español Vázquez Montalbán. Las tres novelas de la serie son, Sara y el Dragón, El cadáver prometido y La conexión argentina. Están publicadas por Dinediciones (Ecuador).


ELIECER CARDENAS. 1950.

Cañar. Narrador, dramaturgo y periodista.

En 1977 escribió, Polvo y ceniza, una de las novelas más vendidas desde entonces. El crítico Agustín Cueva puntualiza: "Saga de un Ecuador desaparecido, esta obra a la par profundamente épica y profundamente lírica recoge y poetiza la vida de bandidos legendarios como Naún Briones, de virtuosos del carterismo urbano como el Águila Quiteña, de siniestros salteadores de caminos como los Quiroz y hasta de personajes del arte y la bohemia de Quito como el "monstruo" Paredes, para a través de todos ellos y de una sin par ternura tratar de rescatar nuestro inmediato pasado del olvido y de la muerte, del polvo y las cenizas."

Es lo más parecido a novela de género, está publicada por la editorial Eskeletra en 2001.


LEONARDO ESCOBAR. 1958.

Quito. Es un suizo del tercer mundo y un ecuatoriano inmigrante. Es nieto de Max Konanz, el coleccionista que vendió al Banco Central el sol de oro, símbolo del banco.

Escobar vivió en Suiza varios años. Hizo estudios de francés y de Letras en la Universidad de Ginebra. Tiene un título de Grabado y Estampación de la Escuela de Arte de Oviedo.

El artista escribió poesía en su adolescencia pero logró superar esa etapa febril. Incursionó en el periodismo en un diario quiteño, en una agencia de prensa y en una organización latinoamericana.

Durante varios años colaboró en una organización internacional humanitaria que brinda asistencia a las víctimas de conflictos. Su trabajo lo llevó a Angola, Ruanda, Kosovo, Macedonia, Colombia, Indonesia y Etiopía.

Su acercamiento al policial es la novela, El último caso del Guatón Ramírez.  Está definida como  una novela de misterio donde la acción es incesante y la narración corre rauda con un estilo ágil, directo que no da tregua al lector.


SANTIAGO PAEZ. 1958.

Quito. En su juventud intentó ser abogado, antropólogo y comunicador social, sin que ninguna de esas carreras le hiciera feliz, hasta que descubrió que podía vivir para escribir y dar clases para vivir.

Es, desde entonces, profesor y desde hace quince años ha escrito una docena de obras: novelas, relatos, ensayos.

Santiago Páez, es considerado uno de los pocos autores ecuatorianos que han cultivado la novela policial y la narrativa de ciencia-ficción. La reina mora, Los archivos de Hilarión, Condena madre, y Puñal, son algunas de ellas, están publicadas por ediciones El Tábano.


FERNANDO ITURBURU. 1960.

Guayaquil.  Ha publicado poesía, ensayo y narrativa. Fue integrante del grupo literario guayaquileño Sicoseo y del taller de Miguel Donoso Pareja. Actualmente se desempeña como profesor de español en State University of New York at Plattsburgh.

Tiene publicada una trilogía protagonizada por el Cholo Cepeda, investigador privado.


JORGE QUEIROLO BRAVO. 1963.

Guayaquil,  es un novelista, traductor y editor ecuatoriano.

Emigró a Chile en 1991, y allí ha desarrollado su carrera literaria. También es un conocido periodista, especializado en temas culturales y literarios.

Jorge Queirolo comenzó escribiendo narrativa de viaje, de donde derivó hacia la novela y el cuento. Su primer libro fue, Moscú sin visa, que es un texto breve en el que narra cómo logró entrar y salir de Rusia, inesperadamente y sin visa consular, cuando todavía viajaba como mochilero por el mundo.

Como novelista generalmente mezcla de manera simultánea el tema policial con lo erótico y la crítica social. Son libros que, de alguna manera, se vinculan estrechamente con el género de la novela negra, pero sin llegar a penetrar completamente dentro de esa clasificación. Los protagonistas de las novelas de Jorge Queirolo tienen a veces características muy peculiares y llamativas, que los convierten en seres rebeldes y muy combativos, que luchan denodadamente contra las innumerables injusticias de la sociedad en la que viven.

El oficio de escribir llevó a Jorge Queirolo a autoeditar sus propios libros, ante las múltiples dificultades que tuvo con las casas editoriales establecidas en Chile, que no quisieron publicar sus obras. Para ello creó su propia empresa especializada en el tema, conocida con el nombre de Ediciones Altovolta.

Algunos títulos son, Moscú sin visa, La monja de mi parroquia, Los delincuentes.


LEONARDO WILD. 1966.

Nació por accidente en Standford, USA, y llevado desde muy pequeño a Ecuador. Vive en Tumbaco, y escribe tanto en castellano como en alemán, lenguas materna y paterna.

Su aportación al policial es la novela, El  caso de los muertos de risa, publicada por Planeta, Quito en 2001.

Colombia
Uruguay