Buscar:

Mail: pacodelrio@lanovelanegraenelmundo.com
Inicio Presentación Conceptos La Novela Negra en el Mundo Biografía

Los iniciadores de la novela negra en Italia.


Son los nacidos en la primera mitad del siglo XX, y el primero de ellos y padre de la novela negra italiana es:

CARLO EMILIO GADDA.  1893-1973.

Milán.  Está considerado como uno de los mejores escritores vanguardistas del siglo XX. Ingeniero de formación, participó como voluntario en la Gran Guerra. Se dedicó a la literatura a partir de los años cuarenta y su obra maestra es, El zafarrancho aquel de Vía Melurana, publicada en primer lugar y por entregas incompletas en la revista Letteratura en los años 1946 y 47, y de forma definitiva en 1957. Es una original obra que dentro de la estructura policíaca emplea un lenguaje denominado “pastiche”, que es una manera de mezclar jergas, tres dialectos italianos, palabras extranjeras, alusiones clásicas y parodias. En 1959 Pietro Germi la adaptó al cine con el título: Un maldito embrollo.

Está publicada en España por Seix Barral en 2004.


GIORGIO SCERBANENCO. 1911-1969.

Kiev. Ucrania. Marchó a Italia de niño, vivió en Roma y a los diez y seis años se traslada a Milán. Ejerció varios oficios para ganarse la vida hasta que toma contacto con el mundo editorial en el que trabajó como corrector, editor y por supuesto escritor. Comenzó a publicar en 1940 relatos de corte romántico y el éxito le llegó en 1966 con la serie que tiene como protagonista a Duca Lamberti, un médico que tras cumplir prisión por practicar la eutanasia se dedica a la investigación privada en colaboración con la policía. La primera novela de esta serie es Venus privada. Es un escritor autóctono, no necesita imitar los modelos de la novela negra americana y se dedica a describir la Italia delictiva de su tiempo, en novelas duras no exentas de violencia, son novelas cortas y amenas que se leen muy bien y entretienen, muy recomendables.

Scerbanenco es uno de los escritores más importante del giallo, en su memoria los premios más prestigiosos de novela negra italiana llevan su nombre. En España se dio a conocer en los sesenta a través de la Editorial Noguer y posteriormente por Bruguera, Al servicio de quien me quiera, Demasiado tarde, Doble juego. En la actualidad la Editorial Akal está reeditando su obra, de la serie Lamberti, además de la citada ha publicado, Traidores a todos, Muerte en la escuela,  Los milaneses matan en sábado, La cueva de los filósofos, La muñeca ciega, Nadie es culpable.


CARLO FRUTTERO. 1926-2012 & FRANCO LUCENTINI. 1920-2000.

Fruttero, nacido en Turín, inició su carrera literaria como traductor y entre 1961 y 1986 dirigió Urania, una revista infantil de la editorial Mondadori.

Lucentini, nacido en Roma, estudió filosofía en la universidad de la capital italiana. Fue encarcelado en 1941 por repartir propaganda antifascista y poco después, comenzó su carrera literaria como corresponsal de noticias y editor. En 1953 conoció en París a quien se convertiría en su amigo y colaborador, Carlo Fruttero. Juntos se desempeñaron como periodistas y traductores, sin embargo alcanzaron fama gracias a la publicación de sus novelas de misterio, compuestas de manera extrañamente formal. Su primer libro a dúo fue un texto de poesía titulado “El fontanero no ha venido”, seguido del best-seller La mujer domingo.

Sin embargo, la mayoría de sus obras, destacan sus biógrafos, se basaron en el género policial y establecieron una teoría literaria que se destacó por sus contenidos llenos de sentido del humor, ligereza e ironía.

Vasta es la producción de la empresa Fruttero-Lucentini, de lo que dan fe obras como En qué punto está la noche, El palio de los jinetes muertos, La amante sin residencia fija o La trilogía del cretino.

Otra historia es encontrar estos títulos, la mayoría publicados en los setenta y ochenta por Bruguera, Noguer y Seix Barral, algunos se aprecian en librerías de viejo y digitales.


GESUALDO BUFALINO. 1920-1996.

Sicilia.  “Este luctuoso lujo de ser sicilianos” “Escribo porque tengo miedo. Cavo trincheras de palabras donde esconder la cabeza” “Nada es más peligroso que una idea, cuando es la única que tenemos”. Estos tres aforismos sacados de su obra, El malpensante, quizás expliquen un poco el carácter de este singular y discreto autor siciliano, profesor de semiótica, que empezó a publicar a los sesenta años. Hasta entonces toda una vida dedicada a la enseñanza, a la poesía, a curarse una tuberculosis aguda en un sanatorio en donde comenzó a escribir. Su primera novela fue, Perorata del apestado, publicada en 1981. En 1996 en pleno apogeo literario muere a la edad de 75 años de un accidente de tráfico.

Su descubridor y padrino literario fue Sciascia, y estoy seguro que junto a él está en el Parnaso de los poetas y autores, no en el Parnaso de las librerías y de las listas de éxitos, fue publicado en castellano por Anagrama en los noventa y no se han vuelto a reeditar, entre otras, Qui pro quo, Argos el ciego y Calendas griegas.

Siempre me ha llamado la atención este tipo de autores que nadan a contra corriente en el mundo literario. Discretos, sencillos, humildes, casi en silencio sin molestar, van guardando sus tesoros literarios en los cajones de su vida hasta que salen a la luz y luego ocurre todo lo contrario que el autor quiere salvaguardar, intentamos hurgar en una obra y en una vida para conocer a fondo algo que nos ha llamado la atención. Hay que buscarlo y leerlo.


LEONARDO SCIASCIA. 1921-1989.

Racalmuto. Sicilia. En esta complicada tarea de organizar este puzle literario sobre la novela negra, la mayor dificultad que encuentro es encontrar la valoración real de los autores, que está más allá de una simple biografía y un catálogo de obras.  Hay autores que escriben sus novelas como puro divertimento, con toda la dificultad que tiene el escribir un libro, no lo dudo, pero hay otros autores que reflejan en su obra su verdadero pensamiento político y social, son auténticos testamentos de una lucha y una oposición contra el poder establecido, a sus abusos, a la corrupción, las mafias, y eso me merece mucho respeto. Al fin y al cabo el concepto puro y duro de novela negra es novela social, crítica social, pero está claro que el compromiso de todos los autores no es el mismo, y por ahí viene mi dificultad, me gustaría ser justo, aunque sea con la mirada de un simple aficionado.

Y este es el caso de Leonardo Sciascia que se inició en el mundo profesional como maestro en colegios de su Sicilia natal, para pasar al mundo del periodismo como editor y posteriormente al mundo de la política a donde le llevó su activismo político dentro del Partido Radical y elegido parlamentario en el año 1979. Su compromiso político, su oposición a los abusos del poder, la corrupción y sobre todo la mafia siciliana, lo lleva a sus obras.

Publicó su primera novela en 1956 Las parroquias de Regalpetra que son una serie de historias breves en las que describe la Sicilia rural bajo el dominio de la mafia, la Democracia Cristiana y el Partido Fascista. Casi toda su obra va a tener estos contenidos sobre la realidad de Italia y Sicilia, tanto en hechos reales El caso Aldo Moro como ficticios.

Murió en Palermo en 1989. Sus novelas están reeditadas por Tusquets Editores en la actualidad, y entre otras A cada cual lo suyo, Los apuñaladores,  El día de la lechuza, Todo Modo, El contexto, Puertas abiertas, El teatro de la memoria, Una historia sencilla. La verdad es que no tienen desperdicio.


ANDREA CAMILLERI. 1925.

Porto Empedocle. Sicilia. Para cualquier amante del género es un autor de referencia que ha traspasado las fronteras italianas y es conocido en todo el mundo, y sobre todo en España gracias también a su personaje Montalbano, clara referencia a la admiración y amistad que sentía por nuestro querido Vázquez Montalbán, admiración que era mutua.

Como escritor de narrativa se puede decir que es también de vocación tardía. Debuta en 1978 con, El curso de las cosas, que fue un fracaso. En 1980 publica Un hilo de humo, primer libro de una serie ambientada en la ciudad imaginaria de Vigata entre finales del siglo XIX y principios del XX. Hasta 1992 no retoma la escritura y publica, La temporada de caza, y comienza el éxito que va a explotar dos años después en 1994 cuando publica, La forma del agua, primera novela de la serie protagonizada por el Comisario Montalbano.

Pero hasta llegar al éxito literario sus pasos profesionales se habían encaminado por otros derroteros. Después de estudiar el bachiller, renuncia a los estudios universitarios de Letras, se afilia al PCI, y estudia Dirección de Arte Dramático, y entre cuentos y poesías, este es el sendero que va a seguir durante cuarenta años como director y guionista de teatro y televisión. Entre sus múltiples producciones cabe destacar una serie para la televisión italiana del comisario Maigret de Simenon, el conocimiento de este personaje puede justificar el paralelismo que siempre se ha encontrado entre los dos personajes, Maigret y Montalbano. Y mientras tanto, aunque viva en Roma, siempre el recuerdo de su Sicilia, su ADN es siciliano como dice él mismo, y los problemas de siempre y recogiendo el testigo y el testamento de Sciascia, siempre Sciascia, comienza a escribir su serie de Montalbano. La saga consta de alrededor de 20 títulos, el comisario trabaja en Vigata, ciudad ficticia que puede ser la ciudad natal de Camilleri. No hay que olvidar que como en casi todas las sagas policíacas los personajes secundarios tienen también una gran importancia, en este caso a Montalbano le secundan el subinspector Augello, los inspectores Fazio y Gallo y el telefonista Catarella.  

Ahora en la frontera de los noventa años, Camilleri, entre premios que no puede recoger y citas a las que no puede acudir, lucha contra otro mal ineludible, la edad, como tantos otros, como mi querido González Ledesma, dos grandes sin duda de estas latitudes mediterráneas. El bueno de Manuel Vázquez Montalbán ya dejó la lucha hace muchos años, en otras latitudes muy lejanas.

La serie de Salvo Montalbano consta de 21 títulos, desde el primero publicado en España en 2002, La forma del agua hasta las tres últimas publicadas recientemente, Un filo de luz, Juego de espejos y La sonrisa de Angélica,  más cuatro títulos que corresponden a relatos cortos, todos están publicados por la editorial Salamandra. También ha publicado una serie de novelas que no pertenecen a la serie Montalbano, y entre ellas, Destino ha publicado, El curso de las cosas, Un hilo de humo y La temporada de caza, y RBA, Serie Negra, La muerte de Amalia Sacerdote, ganadora del II Premio Internacional  de novela negra RBA.

Será de vocación de tardía pero no ha perdido el tiempo como escritor, con casi 90 años y sigue publicando, en 2015 Destino publica en España, La banda de los Sacco.


RENATO OLIVIERI. 1925-2013.

Sanguinetto, Verona. Vivió en Milán desde los 14 años y allí ha muerto hace unos meses. A pesar de su veteranía es poco conocido en España, tan solo tiene una obra publicada en castellano Operación limpieza, Grijalbo, perteneciente a una serie protagonizada por el Comisario Ambrosio. Comenzó a publicar en 1978 y desde entonces una quincena de títulos publicados por Mondadori, Italia.


UMBERTO ECO. 1932.

Alessandria. Quizás no sea un autor de novela negra al uso como lo son los anteriores, pero entiendo que la novela que lo consagró, El nombre de la rosa, merece estar en este trabajo, pero vayamos por partes. De formación universitaria, doctorado en Filosofía y Letras en Turín, profesor en las universidades de Turín y Florencia y desde 1971 ocupa la cátedra de semiótica en la Universidad de Bolonia. Estos son los pasos profesionales que va a seguir junto a la crítica literaria y la comunicación, publicando estudios y ensayos sobre estos temas.

En la narrativa también es de vocación tardía y en 1980 publica su gran obra, El nombre de la rosa, que le lanza a la fama internacional. En este caso no sé si fue antes el huevo o la gallina, yo tengo claro que vi primero la película, estrenada en 1986, el trío Arnaud, Connery, Slater no tenía desperdicio. La novela es un thriller medieval, pero también entra en los cánones de novela gótica, histórica, policíaca, detectivesca, casi inclasificable, pero merece la pena seguir los pasos de Guillermo de Baskerville para esclarecer los crímenes en una abadía benedictina.

Posteriormente publica dos novelas más cercanas al género La misteriosa llama de la reina Loana y El cementerio de Praga. Las tres novelas han sido publicadas en castellano por Lumen.

En el 2015 Lumen publica su última novela negra, Número zero.


CARLO FLAMIGNI. 1933.

Forli. Este autor pertenece a la saga de escritores cuya profesión nada tiene que ver con la literatura ni aledaños, puede que sean escritores frustrados que no han tenido más remedio que elegir otra profesión y así matan el gusanillo, o pueden que hagan sus pinitos literarios como puro divertimento o como terapia anti-stress de su verdadero labor, o pueden que escriban tras su jubilación para matar otro gusanillo peor como es el aburrimiento. En cualquier caso hay bastantes autores con estas circunstancias y por cierto, a alguno no le va nada mal si nos acordamos del neoyorquino John Verdon, pero nada mal.

En el caso de Flamigni es un prestigioso médico, profesor de Ginecología y Obstetricia en la Universidad de Bolonia y miembro del Comité Nacional de Bioética, hizo sus pinitos escribiendo algunos cuentos y novelas policíacas y en la actualidad ha publicado, en 2011 Crimen en la colina, Siruela, primer título de la serie protagonizada por la familia Casadei, por lo que tiene intención de seguir escribiendo y espero que le vaya bien.


DONNA LEON. 1942.

New Jersey. USA. Desde muy joven ya se relacionó con Italia estudiando en Perugia y Siena, mas tarde trabaja como guía turística en Roma y más tarde redactora de textos publicitarios en Londres. Luego a viajar por distintos países de Europa y Asia como profesora en escuelas norteamericanas.

En 1981 se establece en Venecia ejerciendo como profesora de literatura inglesa y norteamericana, parece muy italianizada pero no abandona sus raíces, escribe en inglés y no publica en Italia pues según ella quiere vivir tranquila. En cualquier caso se va dando cuenta de la realidad sociopolítica y económica de la Italia actual y de Venecia, corrupción, poder financiero, iglesia, mafia, rebrotes fascistas, lo de siempre y comienza a gestar su serie de novelas protagonizadas por el comisario Brunetti, personaje entrañable y melancólico, padre de familia, casado con Paola, de ascendencia noble y serie ambientada en la fascinante Venecia y sus alrededores con sus luces y sus sombras. El resto de personajes lo componen el jefe, vicequestore Patta tan inútil y egoísta como casi todos, siempre poniendo trabas, y sus más afines la eficiente secretaria Elettra y su ayudante el sargento Vianello.

 La primera novela de la saga publicada en 1992 es, Muerte en la Fenice, para mí la novela cumbre de la saga, sigo siendo reacio a los autores que publican con tanta asiduidad. Son 24 novelas de la serie publicada por Seix Barral, las ultimas son, en 2012, La palabra se hizo carne, en 2013,  El huevo de oro, y en 2014, Muerte entre líneas. Y en 2015, Sangre o amor, y la historia continúa.

Antecedentes Históricos
Continuadores. Años 40-50